Entrevista a Aleix Calveras, vicedecano de la Facultad de Economía y Empresa

1. Desde la Facultad de Economía de la UIB ha coordinado diversos seminarios web sobre los efectos que tiene la COVID-19 en la economía. ¿Cómo valora estas primeras conferencias?

Muy positivamente. Han tenido muy buena acogida, tanto por parte de los alumnos como de los profesores. La idea es analizar y debatir entre todos los miembros de la Facultad (y con gente de fuera, si se anima) la vertiente más económica y empresarial de la situación de pandemia que vivimos. A algunos, de hecho, hoy por hoy nos cuesta pensar y hablar de nada más. Por eso, nuestra intención es ofrecer más seminarios en línea hasta final de curso, y sobre todo también el curso que viene, ya que, desafortunadamente, la pandemia y su impacto económico (y de salud) continuará entre nosotros. Quienes se hayan perdido los seminarios web que hemos hecho hasta ahora y que estén interesados pueden entrar en nuestra web y visionar los vídeos (https://fee.uib.cat/Altres/actualitat/). Los temas tratados han sido muy diversos: desde una mesa redonda sobre la situación económica general derivada de la pandemia, hasta otra sobre los mercados financieros, entre otras temáticas.

2. Se acerca una crisis económica sin precedentes. ¿Cuál es ahora mismo la situación de las Islas Baleares?

Terrible, muy difícil. El sector turístico, por el fuerte componente social, tanto en su producción como en el consumo, es uno de los sectores más afectados por la pandemia; y, debido a la dependencia del sector, las consecuencias económicas para las Islas Baleares son enormes.

3. ¿Qué previsión hace para los meses que vienen? Comienza la temporada turística...

La temporada actual, lo que queda, en ningún caso será una temporada normal ni debemos pretenderlo. La reactivación turística que se planifica responde a esta difícil situación económica de la que hablábamos. Pero no debemos olvidar que la pandemia del Sars-COVID-19 continúa con nosotros y, por tanto, la seguridad sanitaria debe ser la prioridad absoluta. Por razones obvias de salud pública, pero también en términos de negocio, una mala gestión sanitaria sería terrible para lo que pueda quedar de la temporada actual, pero también de cara al futuro, el próximo año. En cualquier caso, la incertidumbre a corto y medio plazo es absoluta, tanto en términos epidemiológicos como económicos.

4. ¿Qué recomendaría a las empresas baleares para los meses que vienen?

La situación empresarial es muy, muy difícil; vivimos en un entorno con mucha incertidumbre y muy poca demanda, aunque hay unos sectores que la sufren más que otros. Ahora las empresas deben gestionar, en primer lugar, el corto plazo pensando en la supervivencia (las finanzas, los trabajadores, la adaptación de los productos, etc.). Pero también tienen que pensar ya en el medio y largo plazo: deben analizar como la pandemia afecta su modelo de negocio y reorientarlo en la medida que puedan. Como decía antes sobre la reanudación de la actividad turística, en cualquier caso, actualmente se ha de enfatizar la seguridad sanitaria como una nueva dimensión clave en el modelo de negocio de cualquier empresa.

5. Y con relación a los alumnos, ¿cómo ve el futuro de la formación académica universitaria en tiempos de crisis?

Obviamente, la pandemia dificulta la socialización e interacción entre alumnos y profesores, que es parte importante de la formación academia universitaria. Esto es una carencia significativa, aunque seguramente lo es menos que en otras etapas educativas, por ejemplo, en la educación primaria y secundaria. Sin embargo, el entorno virtual nos ofrece muchas posibilidades para proseguir la docencia y la actividad universitaria, tal como hemos hecho en la Facultad este semestre y como haremos el curso que viene, aunque todavía es difícil saber muy bien cómo será la reanudación del curso académico. De hecho, los seminarios web de los que hablábamos al principio son un ejemplo, entre otros, de que la situación actual nos plantea oportunidades y maneras nuevas de llevar a cabo nuestro trabajo.

 

 

Fecha de publicación: 22/06/2020